A mí se me pasó el arroz

No sé como hablar de esto sin ofender a nadie, así que voy a hacerlo desde mi propia experiencia: a mi se me pasó el arroz. Ya sé que esa es una expresión que parece estar reservada a las mujeres, por su reloj biológico, la fertilidad con fecha de caducidad y todas esas injusticias de la vida… pero sinceramente a mi también se me pasó el arroz: camino de los 35 años, sin ninguna relación desde hace años y con el trabajo como único hobby y principal ocupación.

Continúa leyendo A mí se me pasó el arroz

Con mucho menos tiempo que dinero

Para mi ha sido toda una revelación el darme cuenta de que en este momento de mi vida tengo mucho menos tiempo que dinero, probablemente a ti te pase algo muy similar. Y no es que nos sobre el dinero, aunque tanto a mi mujer como a mi nos han educado en el noble arte de preservar un “colchoncito” tampoco es que vayamos sobrados, y la vuelta al cole y las facturas de Gas Natural nos dejan a veces tiritando… pero es que de tiempo vamos mucho peor.

Continúa leyendo Con mucho menos tiempo que dinero

Si me estuviera tomando un café contigo…

…no podría dejar de contarte que en la últimas semanas nuestras horarios familiares han cambiado por completo, parece mentira como algo tan aparentemente inocente como el traslado del centro de trabajo de mi mujer puede arrastrar toda una serie de reacciones en cadena que nos han afectado a todos los miembros de nuestra pequeña familia.

Continúa leyendo Si me estuviera tomando un café contigo…

3 preguntas de un lector

El amigo Pedro Molleda de El Blog del Marketing me escribió un e-mail con estas tres preguntas:

plaza, en qué momento de tu vida pasaste de ser un geek a un ñoño que sólo escribes de familia, madres, padres y mariconadas semejantes?

lo haces sólo porque te trae tráfico?

has pensado en montar un blog de eso en vez de sodomizar a tu core-reader?

Si un cántabro te pregunta, lo mínimo que puedes hacer es responderle.

Continúa leyendo 3 preguntas de un lector

Pareja: cuando lo fácil deja de serlo

Si alguna palabra puede resumir los primeros meses de noviazgo que viví con mi mujer, esa sería “fácil”, frente a mis anteriores relaciones que se podían haber resumido siendo generosos como “tortuosas”. Tal vez por eso todo fue tan fluido… nos conocimos “en el trabajo” años atrás, pero desde que empezamos a salir no pasó ni un año antes de casarnos y catorce meses después ya éramos padres.

Todo fue muy rápido, todo fue muy fácil.

Continúa leyendo Pareja: cuando lo fácil deja de serlo

No esperes al “momento ideal” para enderezar tu relación

No esperes a que los abuelos salgan a pasear con los niños, enciérrate en un cuarto y háblalo ya. No esperes a que te confirmen si te dan o no ese ascenso, hazlo ahora. No esperes a que sea fin de semana, no esperes a que pase la boda de tu amiga por si acaso os enfadáis y no te acompaña, no esperes… hazlo ahora, inténtalo ahora, no lo pospongas.

No esperes el momento ideal, ataja el problema ya mismo. Suelta la bomba, no te quedes con nada dentro, dilo todo, sin tapujos, confronta tus aspiraciones con la realidad, habla de tus sueños, de tus miedos, de tus angustias, de tus necesidades, de tus fantasías… y hazlo hoy mismo.

No esperes a cortarte el pelo, a estar más delgado, a tener más tiempo libre, no esperes a que crezcan los niños, no esperes a que esté pagada la hipoteca, a que os hayáis mudado al piso nuevo…

Reclama tu momento ideal a un presente imperfecto, no claudiques, no lo dejes pasar, no te rindas, confía en que mereces algo mejor.

Just do it

Pues va a ser verdad que soy un hombre egoísta

Estaba yo cortándome el pelo hace ya un porrón de meses cuando salió el tema de hombres vs mujeres: mi querida peluquera Beatriz, que evidentemente trata de tú a tú con muchísimas más personas que yo, me explicó que la queja más recurrente de las mujeres hacia los hombres era “que los hombres son unos egoístas” (y un poco cabrones)… y que en sentido contrario -de los hombres hacia las mujeres- solían ser temas relacionados con el umhmm umhmm -me dijo entredientes- como quien habla con alguien que ya sabe de sobra de lo que estás hablando, supongo que se refería algo relacionado con el sexo.

Continúa leyendo Pues va a ser verdad que soy un hombre egoísta

En cuestiones de alimentación no somos un buen ejemplo para nuestros hijos

Al menos yo no lo soy porque he comido fatal, pero muy mal… y no hablo de la deliciosa y sana comida casera que siempre nos ha preparado mi madre… sino de las otras cosas que comía fuera de casa y dentro de casa.

Continúa leyendo En cuestiones de alimentación no somos un buen ejemplo para nuestros hijos

Metiendo Jenkins con calzador

Voy a tener la decencia de no compartir esta entrada en mi página de Facebook para que no sufran todos aquellos (más bien aquellas) que recientemente se han apuntado pensando que yo aquí sólo hablaba sobre temas de pareja y niños… porque como los veteranos sabéis aquí también hablo a veces de cosas relacionadas con la programación y esta entrada es un claro ejemplo de ello.

Así que estáis advertidos…  ¡parad de leer ya!

Continúa leyendo Metiendo Jenkins con calzador