En Sin City siempre es de noche


Animado por la recomendación de Diego Lafuente en Minid, fui a ver Sin City y aunque esta tarde ya he leído una excelente crítica por Pablo Gutiérrez en Zona Negativa… aquí voy a poner yo también mi granito de arena sobre esta película, porque al fin y al cabo ¿desde cuando repetirse fue un impedimento en la blogosfera?

He de decir que a mi personalmente la película se me hizo un poco larga… Son tres historias, pero realmente no tienen mucha relación la una con la otra, ya que los personajes principales de las tres historias no se relacionan entre si… no es como en Pulp Fiction donde uno va encajando piezas según avanza la película. De todas las historias, la más potente me parece la de Marv (en la imagen) interpretado por Mickey Rourke en un papel que le viene como un guante y que interpreta estupendamente.

La estética de la película, en blanco y negro con algunos colores saturados, a mi me echaba mucho para atrás… pero con la primera escena se despejaron todas mis dudas, el resultado es espectacular, el color no se echa en falta.

Atentos al papelito que tiene Elijah Wood en esta película interpretando a Kevin, que aunque no llega a abrir la boca… para hablar, es un personaje que se las trae. Debe ser difícil librarse de la sombra del bueno de Frodo de El Señor de los Anillos, más aun con una cara tan peculiar como la de este actor… en cualquier caso, el contraste de personajes es como poco siniestro.