Desastres Naturales


(…) en nuestro Imperio la muerte por hambre había sido una cosa natural y cotidiana a lo largo de centenares de años y jamás se le había ocurrido a nadie armar jaleo por ello. Llegaba la sequía, la tierra se desertizaba, moría el ganado, morían los campesinos: el normal y eterno orden de las cosas, acorde con las leyes de la naturaleza.

A causa de esta condición de algo eterno, de esta normalidad, ninguno de los dignatarios se habría atrevido jamás a molestar al Supremo Señor con la insignificante información de que en su provincia alguien se había muerto de hambre (…)

El Emperador
Ryszard Kapuscinski
Editorial Anagrama

El emperador Haile Selassie de Etiopía gobernó su país como monarca absoluto durante casi cincuenta años hasta que en 1974 fue derrocado.