Why can we be friends?

Los blogopersonajes de blogocosa siguen creciendo: Ya tenemos un blogobúho, un blogolobo y ahora un blogoconejo.

A mi me parecen más inspiradas las afirmaciones de mi blogolobo que las del blogoconejo (además de estar en español)… Aunque yo no pienso poner nada en mi blog, esas barras saturadas de logos me recuerdan a maletas de viaje plagadas de pegatinas, no obstante, cada uno es muy libre de hacer lo que quiera… de eso se trata, buen rollito.

PD. Evidentemente el conejito de Eduardo Arcos y Abelardo Ojeda, está en un dominio .com ( y no en un .org) y en el pie hay un anuncio de afiliación al programa Adesense de Google. Eso es coherencia y lo demás son tonterías.

PD2. Esperemos que Bill Gates se libre de ser el BlogoOgro de esta blogofábula… por una vez en su vida.

PD3. Es pertinente recordar que el origen de todo esto se encuentra en una regla de tres de Javi Moya… y es que todo el mundo sabe que las estadísticas y las matemáticas las carga el diablo.