Gadgets, instrucciones y obsolescencia

Comprarse un nuevo gadget… es una buena oportunidad para testear tu grado personal de obsolescencia:

  • Leer las instrucciones es de perdedores. Si tienes que leer las instrucciones para saber cómo manejarlo… te estás quedando anticuado.
  • Por otra parte si no te has visto obligado a recurrir a las instrucciones para aprender a manejar tu nuevo aparato, probablemente has comprado un modelo antiguo. Si te has dejado engañar de esa manera… es porque te estás quedando anticuado.
  • Si estás seguro de haber comprado “lo último” y aun así no has tenido que recurrir a la lectura de las instrucciones: ¡Enhorabuena! Probablemente te encuentres entre ese 14% de “Early Adopters”… o lo que es igual, probablemente con lo que te has gastado comprando ese aparato dentro de 6 meses podrás comprarte cuatro y sin todos los “bugs” que tu habrás tenido que padecer. También es más que probable que el modelo que te hayas comprado sea totalmente incompatible con el que posteriormente se convierta en el estándar de la industria. No estás anticuado pero eres una cobaya tecnológica.

Lo mires por donde lo mires… sales perdiendo.

Trabajo en ENZO desarrollando aplicaciones informáticas para empresas. Me apasiona todo lo relacionado con Internet, las nuevas tecnologías, la programación y los ordenadores. Si te gustan mis artículos puedes suscribirte por e-mail a mi blog.

¿Dejar un comentario? ...YES YOU CAN!