Teoría de la conspiración: Equipos Multimonitor

Teniendo en cuenta las horas que paso delante del ordenador prácticamente cualquier inversión que haga en él y que mejore mi productividad pronto será amortizada…. y en cualquier caso tener un equipo multimonitor mola un montón.

Dicho esto es inminente que en este mes instalemos en varios ordenadores de la empresa un segundo monitor, con lo que ya serían dos LG Flatron L1915S, de 19 pulgadas funcionando con tarjeta ATI X600 – ATI X700 por recomendación de Pablo. Con lo que la cosas quedaría tal que así (vía el blog de Julián Martínez):

No obstante para mi gusto es insuficiente, yo creo que lo ideal son tres monitores a ser posible de 24 pulgadas, para que uno te quede en el centro… como Bill Gates:

Aunque si lo que realmente quieres es ser el p**o el amo, no deberías conformarte con menos de esto:


Hagamos una pausa y reflexionemos

Si a estas alturas del post no babeas miserablemente es que cometiste un error suscribiéndote a este blog, por favor pulsa sobre “dar de baja” si utilizas Bloglines y te ahorrarás muchas decepciones.

Dicho esto y ahora que ya sólo quedamos aquí la gente de confianza… Mi teoría es que existe una confabulación, una conjura, una conspiración por parte de las grandes empresas fabricantes y distribuidoras de monitores para que compremos al menos un segundo monitor.

Ya me imagino yo a todos esos altos ejecutivos viendo como la curva de ventas ya no puede crecer más y empieza a hacerse plana… todos reflexionando y chupando la patilla de las gafas y de repente sale uno y dice… “Teeeengo una idea…”, a la vez que asiente con la cabeza… la palabra mágica es “Multimonitor”…. y después muchos aplausos (bueno mejor, golpecitos en la mesa que queda más macho…)

Y uno salta y dice… “Inventémonos una cifra, no sé… ¿qué tal un 20% más de productividad?“… y el otro replica, “El 20% es poco, a mi me gusta más el 30%”… momento en el que el Director de Marketing, tras apuntar en su PDA la cifra le pregunta al Director de Comunicación: “¿Roger, no tenias tú un amigo en el New York Times…?”