Rocketboom, Amanda Congdon y los despidos en viernes

Al parecer está estudiado que el mejor día para despedir a un empleado es el viernes y mejor aun si es por la tarde, entre otras muchas razones porque si lo haces otro día de la semana el personal tiene tiempo para organizarse, crearse un blog y grabar un video con su versión de los hechos… y lo que es aun peor: que gran parte de los A-List estadounidense (entre ellos TechCrunch, Dave Winer, Calacanis…) tomen parte en el asunto y comiencen a hacer más grande la pelota:

.. el caso es que Amanda Congdon el alma de RocketBoom ha sido “UnBoomed” o eso dice ella, la versión oficial es que al parecer la intención de Amanda era la de mudarse a Los Ángeles para aceptar un trabajo en Hollywood y pretendía que todo el equipo se mudara con ella desde Nueva York.

Pero en la vida lo que termina importando no es La Verdad -que nadie llega a conocer- sino la percepción de la misma, y en este caso todo pinta muy mal para Andrew Baron fundador de Rocketboom porque la delicada Amanda (rubia además… y todo el mundo sabe que las rubias se divierten más) la hasta hace unas semanas alma y protagonista indiscutible del éxito de los videocast de RocketBoom, sale a la palestra con sus dotes de comunicación y sus ojos vidriosos y aclara que no está de vacaciones, que su socio la ha despedido (o algo parecido con diferentes palabras: “My partner, Andrew Baron, is no longer interested in being my partner”) y que ella no puede hacer nada al respecto porque sólo tiene una participación minoritaria del negocio (49%).

Amanda echa de menos a todos sus antiguos espectadores, anuncia que volverá y pide que le escriban un correo electrónico… y por el momento ya lleva 146 comentarios en la versión extensa de su explicación.

Las cosas están cambiando, hoy ya ningún día es viernes para un despido.