Hijos de puta. Hijos de la grandísima puta.

De esta forma tan sonora termina Arturo Pérez-Reverte su artículo Entrámpate tío publicado recientemente en el suplemento XLSemanal… y yo, como además de maleducado (como él) soy también un poco provocador he decidido utilizar la cita como título.

Pensé que me iba a molestar leerlo, pero la verdad es que no ha sido así: me he reído bastante y se lo he re-enviado a todo el que he podido… ahora hasta lo enlazo en mi blog.

En fin, que para seguir con la críticas trascendentales que van al fondo del asunto, voy a recordar a los que me están leyendo que en el cine se debe apagar siempre el móvil o ponerlo en modo silencio. Si por cualquier motivo no puedes hacerlo, pide asiento de pasillo y ponlo en modo vibración, asi cuando te llamen podrás levantarte y atender la llamada sin molestar a nadie. Otra opción es no ir al cine. A continuación pongo un trailer y el que quiera que practique.

http://www.youtube.com/watch?v=BUkavKcyrhQ