El Intenet Local: redes sociales de sitios, negocios y ocio

Intentamos poner algo de orden mental en la Internet Local, a la que se siguen sumando proyectos ambiciosos, que cuentan con equipos muy capacitados y una fuerte inversión que los respalda.

Intentamos poner algo de orden mental en la Internet Local, a la que se siguen sumando proyectos ambiciosos, que cuentan con equipos muy capacitados y una fuerte inversión que los respalda.

Hace ya bastante tiempo que llevo estudiando e intentando comprender cómo se está configurando el ecosistema de la Internet local, al que en los últimos años se han ido incorporando desde España proyectos muy ambiciosos de recomendaciones de sitios, negocios y ocio con un fuerte componente de red social: 11870.com, salir.com y lanetro.com. A las que se podía unir otras aparentemente más modestas como Gente Real o más especializadas como Festuc (que a Carlos Blanco le gusta meter en el mismo saco) o Atrápalo.

El ecosistema

Desde mi punto de vista el Internet Local se compone de varios niveles de aportación de valor:

Primer Nivel: Herramientas y Estructura
Google Maps/Local Business Center

Que colocaría en un primer nivel porque todos estos sitios echan mano de sus mapas y otras herramientas para construir funcionalidades en sus servicios. A parte, vuelcan su contenido en Google Local para conseguir más tráfico.

Toda la labor de geoposicionamiento de sitios recae en esta herramienta, asi como la estructuración en áreas geográficas de todo el contenido.

Segundo Nivel: Redes sociales
11870.com, salir.com y lanetro.com

En un segundo nivel es donde estarían colocadas todas estas nuevas redes sociales, que trasladan la estructura local de una manera más digerible al gran público. Todos ellos echan mano del contenido que generan sus usuarios y a su vez aportan valor en mayor o menor medida con sus propios recursos.

Por ejemplo en 11870 puedes encontrar las cartas de los restaurantes que no han sido suministradas por los usuarios y otras aportaciones en apariencia transparentes como: la verificación de los datos, la actualización de los mismos o la gestión de incidencias detectadas por los usuarios.

Tercer Nivel: Contenido Editorial
Los grandes grupos de comunicación (por ejemplo Metropoli),
Metroblogs y webs como Cucharete, BocaDorada, DolceCity… 

Con un mayor o menor componente social y de participación de los usuarios todas estas webs ofrecen contenido de calidad sobre negocios, tiendas, restaurantes…

Algunos de ellos tienen ciertos tintes “amateur”, es decir son generados por aficionados que no se dedican profesionalmente a tiempo completo a esta labor, por lo que su independencia y sinceridad parecen menos comprometidas.

Algunas organizan su contenido de una manera anárquica, sin estructura: simplemente hay artículos de cada uno de los sitios organizados por categorías. Otros sin embargo, con mayor capacidad tecnológica, han ido desarrollando una forma de organización algo más elaborada, donde se ha separado la ficha del establecimiento de la propia reseña.

Cuarto Nivel: La gente
Pepito, Fulanito y Menganito

Gente normal y corriente que expresan su opinión sobre los sitios que conocen y que deciden compartirla participando en redes sociales o comentando en blogs y webs de “contenido editorial”. En ocasiones esta gente dispone de un blog personal y lo utilizan para expresar ahí sus opiniones, pero no se trata de una labor lo suficientemente consistente y continua como para considerarlos dentro del tercer nivel.

(Otros – Me queadaría ver dentro de esta clasificación donde encajarían servicios potentes como Paginas Amarillas, Yahoo Local, Ciao…)

Convivencia, Integraciones y Sinergias

La cosa se complica porque los niveles en ocasiones se mezclan y distorsionan, así por ejemplo Google Maps se nutre de todo el contenido que le llega de redes sociales o de webs de contenido editorial, pero también facilita el que sus usuarios puedan incluir directamente reseñas… por lo que, aunque por el momento de una manera muy poco amigable, Google Maps come terreno a sitios del segundo y tercer nivel.

Por otra parte algunas redes sociales en el segundo nivel como lanetro.com no se nutren únicamente del contenido generado por sus usuarios si no que aportan ellos mismos contenido editorial. 

A su vez, DolceCity y otras webs vuelcan parte de su contenido editorial en 11870, por lo que de una manera u otra el contenido editorial termina llegando y enriqueciendo a las redes sociales: que a su vez lo vuelcan en Google Maps y Google Local Business Center.

Colisiones y Competencia

Lo que está claro es que gran parte del tráfico que reciben todos estos sitios procede de las búsquedas y ahí es donde todos colisionamos y competimos… claro está, la jugada de Google en su propio buscador barriendo para casa ha sido total (y previsible): colocando sus mapas en un primer lugar muy vistoso. De ahí el interés de todos en incluir nuestras reseñas en Google Maps.
 
Después de ese primer gran escalón, iremos todos los demás, incluyendo la propia web del establecimiento, que debería ocupar la segunda posición… aunque a veces los negocios no tienen web y es más, puede que se imponga una nueva tendencia en el pequeño negocio: abrir o trasladar su web a una red social.

A parte de todo, lo realmente escaso son los usuarios y su nivel de atención… que al final terminarán siendo fieles a unas pocas webs para obtener su información local.