Otra polémica con Calacanis o cuando no te dejan irte off-line

El actual CEO de Mahalo, antes propietario de Weblogs Inc parece que no puede conseguir que sus mails no se republiquen en los blogs.

El actual CEO de Mahalo, antes propietario de Weblogs Inc parece que no puede conseguir que sus mails no se republiquen en los blogs.

Me resulta muy interesante lo que lleva ocurriendo en los últimos meses desde que Jason Calacanis decidiera cerrar su blog y cambiarlo por una lista de correo. Si bien Calacanis ha intentado privatizar sus pensamientos… parece que la blogosfera está empeñada en meter el pie entre la puerta y el marco ya que sus e-mails a los pocos minutos de ser enviados aparecen publicados en multitud de blogs de reconocido prestigio.


Hace unos cuantos días, Loic le Meur se preguntaba lo que pasaba con los mails de Jason que después de verlos reproducidos en Silicon Alley y TechCrunch habían posteriomente desaparecido: luego resultó que se habían retirado a petición del propio Calacanis.

En su último mail que recibimos anoche Jason incluía la advertencia en letras mayúsculas: ”PLEASE DO NOT REPRINT” pero eso Erick Schonfeld  le ha dado lo mismo porque ha cortado y pegado integramente el mail de Calacanis en esta entrada: Email From Jason Calacanis: How To Handle Layoffs argumentando que tiene todo el derecho a hacerlo entre otras razones porque:

The email went out to nearly 9,000 people. It was not a private email. And Jason Calacanis is not aprivate individual. He is the CEO of a high-profile startup and an Internet celebrity in his own right.

A lo que Jason responde contundentemente en los comentarios:

You don’t have the rights to my email newsletter and I’ve specifically asked to not have it online. Do I really have to send a DMCA letter to your ISP?!?!

El caso es que Erick Schonfeld no entiende porqué nadie se queja cuando publica los mails de Steve Ballmer dirigidos a los empleados de Micrososft o recientemente el e-mail de Jery Yang anunciando los recortes de plantilla en Yahoo! a sus trabajadores… y sin embargo Calacanis sigue empeñado en que nadie republique sus mails.

Yo sinceramente, me debo estar volviendo perro viejo, porque ya no me creo nada… quien sabe, puede que hasta ésta sea una nueva táctica de Jason para conseguir mayor cobertura en sus comunicados. No hay que olvidar que Jason escribió que limitaría sus destinatarios a 600 amiguetes y que luego subió el límite a 1000, después 2000, luego 5000 y que ahora lleva casi 9000 suscritos… o lo que es igual: ¡compra!, ¡compra!, ¡compra ahora mismo antes de que la oferta se acabe!… pero la oferta sigue y sigue.

Y todos picamos. Es un maestro.

Parece que no hay nada como negarle un hueso a un perro para que lo coja con más ganas: otra lección a aprender.