Pobre diablo inmobiliario…

Lo más pesado de vender un piso es tener que soltar el mismo rollo por teléfono una y otra vez… Internet ahorra mucho trabajo en ese aspecto porque el cliente te llega ya casi informado.

… pero hay cosas que es mejor no decirlas ni por teléfono y mucho menos publicarlas en Internet. Por cierto que nuestro Dr. Placebo Ninja ha descubierto pruebas fehacientes del parón inmobiliario gracias a Google Street View… lo que me reí.

Gracias Félix!