Heal The World Make It A Better Place

Desconozco cómo hacer del mundo un lugar mejor pero tengo la sospecha de que delegando totalmente la administración de nuestros respectivos países en los políticos mientras nosotros nos limitamos a meter un papelito en una caja cada cuatro años… no parece la mejor manera de conseguirlo.

Por eso creo que es importante el desarrollar una Sociedad Civil mucho más fuerte y que todos entendamos que un país es como una Comunidad de Vecinos: a casi nadie le gusta ir a las reuniones, ni ser presidente… pero es algo que simplemente se debe hacer y no nos conviene olvidar que para vivir en sociedad los deberes y la responsabilidades deben anteponerse a los derechos y libertades.

La dificultad radica supongo en la falta de tiempo, que es otra manera -tal vez- de llamar a la pereza, tal vez o tal vez no… porque si en un día normal uno se levanta a eso de las 6 ó 7, para estar trabajando hasta las 8 de la tarde en la oficina, aun tratándose de un trabajo físicamente poco exigente como el mio… ¿cuándo tiene uno tiempo de ponerse con lo de la sociedad civil? Y si además introducimos niños en la ecuación, que no es mi caso, yo creo que la cuesta ya no es que se vaya empinando es que se empieza a convertir en un K2.

Por eso creo que Escrivá de Balaguer tuvo tanto éxito difundiendo su mensaje donde una de las piedras angulares era la `santificación en el trabajo profesional´, porque hay gente que realmente tiene poco tiempo libre a parte del que dedica al trabajo y uno termina sintiéndose bastante culpable sabiendo que están muriendo niños de hambre, desatándose guerras y cometiéndose atrocidades mientras que uno cumple impasible su jornada laboral.

Pero bueno, en este post se supone que yo debo de dar alguna receta para crear un mundo mejor y no me voy a escapar por la tangente, asi que ahí va mi propuesta: el mundo sería un lugar mucho mejor si todos intentáramos desterrar la chapuza de nuestro día a día, adquiriendo un compromiso con la excelencia en el trabajo e intentando mejorar cada día… independientemente de la importancia relativa de nuestro desempeños, estoy seguro de que si todos adquiriésemos ese compromiso el mundo terminaría siendo un lugar mejor.

Al fin y al cabo sería como una cadena interminable de favores.