El reconocimiento de voz ya está aquí.. o tal vez no

El texto de esta entrada lo estoy dictando, no lo estoy escribiendo, para ello estoy utilizando el reconocimiento de voz que incluye de serie Windows Vista y Windows 7.

El texto de esta entrada lo estoy dictando, no lo estoy escribiendo, para ello estoy utilizando el reconocimiento de voz que incluye de serie Windows Vista y Windows 7.

En un futuro muy próximo nuestros ordenadores serán multi sensitivos, es decir, al igual que nosotros podrán recibir información desde el exterior de muy diversas formas. Como decia Stephen Wozniak en su entrevista para Engadget al final todos los grandes avances en computadoras suelen reducirse a mejoras en el Input y en el Output:

http://youtube.com/watch?v=STcqDip0fKo

Para algunas acciones seguiremos utilizando el teclado, para otras sin embargo será más sencillo hablar directamente, realizar un gesto en el aire o deslizar nuestras dedos por el escritorio donde ese sutil movimiento será interpretado mágicamente por algún tipo de periférico muy parecido al Kinect de Microsoft.

Trabajar con reconocimiento de voz siempre resulta algo frustrante, muchas veces el ordenador no nos entiende bien o no recordamos el comando exacto que tenemos que invocar. Además resulta difícil imaginarnos en una oficina en donde todo el mundo estuviera hablando a su ordenador, como si no fuera ya suficientemente complicado concentrarse con todos hablando por teléfono.

No obstante, en defensa del reconocimiento de voz diré que después de realizar el Tutorial y dedicarle treinta minutos a aprender a usarlo, cuando vuelves a manejar el ordenador sólo con el teclado y el ratón, sientes como si te faltará algo. Una sensación muy similar a la que se siente cuando estás acostumbrado a usar un smartphone táctil y de repente te toca lidiar de nuevo con un terminal convencional. Supongo que eso es positivo, porque uno no suele echar en falta las cosas totalmente inútiles.

En contra del reconocimiento de voz diré que ésta entrada al final la he tenido que terminar tecleando `like in old times´ y que probablemente la parte que he dictado he tardado mucho más tiempo en terminarla que si la hubiera escrito desde el principio aporreando teclas como de costumbre.

Pero todo se andará, yo tengo fe.