La cambiante realidad informática

Aun recuerdo el día que lanzaron Google Maps, era toda una novedad… podías ver tu casa desde el cielo y por supuesto hacer zoom. Consultando la Wikipedia veo que eso fue en febrero de 2005 y no tardamos en incorporarlo a TopMadrid (hoy DolceCity Madrid) pocos meses después, en Julio de 2005. Asi que han pasado algo más de siete años y mi impresión es que entonces todo era más sencillo… casi cualquier persona podía incluir un mapita de Google Maps en su web e incluso montar algo más sofisticado, ahora sin embargo todo me parece mucho más complejo y… ¿no debería ser al revés? ¿no debería ser todo cada vez más sencillo?

Ahora tenemos Internet Explorer, Firefox, Chrome, Safari… y también tenemos los dispositivos móviles con sus correspondientes navegadores, si has creado alguna web móvil sabes perfectamente que te puede quedar estupenda en un iPhone y en un Galaxy puede que ni se llegue a mostrar. Además tecnologías como JQuery que se suponía que nos iban a facilitar la vida yo creo que nos la están complicando, creas tu aplicación con unos fabulosos efectos, acostumbras a tus usuarios a no tener refrescos de pantalla y vulgaridades similares, y al año sale un navegador nuevo y tu flamantes formularios ajaxiano dejan de funcionar.

Me parece una auténtica locura, está claro que la tecnología debe ir avanzando y que no puede verse limitada por el “legado tecnológico”… una de las palabras favoritas de las Keynotes de Apple. Está claro que necesitas que empresas líderes sean lo suficientemente valientes para decidir retirar la disquetera de tres y medio de los portátiles, o como ahora el lector de CDs… pero es que ¡vamos a un Internet Explorer nuevo por año! Y lo mismo pasa con iOS, de repente la 4, la 5, la 5.1, la 6… no has terminado de leer un libro y ya ha salido el siguiente.

De este cambio y sus consecuencias no se libra nadie, todos somos dinosaurios… sin ir más lejos la pantallita pequeña del movil debe tener a Google muy preocupado, porque en tan poco espacio no caben casi anuncios y además la gente no está para tonterias, va a lo que va y no precisamente a leer banners parpadeantes; y como todo cambia tan rápido, de repente va Microsoft se saca de la manga un Windows 8… y sorpresa, ya no tengo que entrar ni en Facebook ni en Twitter para ver mis notificaciones, lo puedo hacer todo desde una aplicación centralizada que me agrega todas mis redes sociales preinstalada en mi sistema operativo, y si no entro, no me pueden mostrar sus anuncios. Lo dicho, parece que hoy en día sólo hay dinosaurios y dinosaurios que aun no saben que lo son… y mucho hardware: portátiles, smartphones, tablets, mini-tablets, tablets que se convieten en portátiles… y mientras tanto nuestro hardware humanoide sigue sin recibir ningún tipo de actualización. Da que pensar…

A estas alturas de este post supongo que ya sabes que no voy a ofrecer ninguna solución a todo este embrollo, yo sólo me quejo… ¿pero qué esperabas de un hardware desfasado como el mio?