El Último Rescatador Tecnológico

Hay algo en mi que definitivamente tengo que cambiar, lo entendí ayer después de que mi mujer por la noche me echara un buen rapapolvo, de esos que empiezan con el temido “te voy a decir algo pero no quiero que te enfades”…

Y es que no puedo ir por ahí evangelizando tecnológicamente al personal… De las cosas que me gusten y considere interesantes escribiré en este blog, el que quiera que las lea, el que quiera que se las instale y el que no, que siga su camino...

Mi mujer ya me ha dicho que la deje de vainas, que no la vuelva reorganizar en carpetas los  iconos de su iPad, que no la convenza para instalarse Dropbox, ni Evernote, ni AdBlock, ni Telegram, ni Wizzo ni BBVA Wallet… que la deje tranquila, que ella -y otros muchos como ella- están muy bien como están y que no necesitan todas esas cosas.

Y es que tiene razón porque a día de hoy ya todos mis familiares más próximos tienen Telegram, pero porque a la mayoría se lo he instalado yo personalmente en plan “dame tu password de iTunes“… hasta a mi bendita mujer no paré hasta que se lo instalé en el iPad… soy así, un Rescatador Tecnológico, pero voy a dejar de serlo, prometo que voy a esforzarme en cambiar.

Lo digo en serio.

Y no debo sufrir por si un día mi mujer pierde el móvil y con él todas sus fotos de nuestra hija de las que no tiene ningún tipo de copia de seguridad… si eso ocurre, será voluntad del destino y simplemente la abrazaré y le ofreceré mi hombro para llorar.

Y es que sobre los rescatadores ya escribía yo en el 2004, así que terminaré con una cita de Melody Beattie que me imprimiré y que juro que repetiré como un mantra hasta la saciedad, hasta que consiga cambiar…

Si logro convencer de algo en este libro, espero que sea que la manera mas segura de volvernos locos es involucrarnos en los asuntos de los demás y que la manera más rápida de volver a estar sanos y felices es atender nuestros propios asuntos.

Melody Beattie – Libérate de la Codependencia

6 opiniones en “El Último Rescatador Tecnológico”

  1. Me apunto tu reflexión y esa cita estupenda. Yo hace tiempo que me di cuenta de que lo mejor era no implicarme mucho en los asuntos tecnológicos de mi familia “extensa” (tíos, primos) pero ahora pienso que a mi familia “cercana” (mujer e hijos) les doy la brasa más de lo debido 🙂

  2. Desde luego lo mejor es hacer caso a la cita que has compartido.

    Yo evangelizo en las tecnologías desde mi blog pero jamás he intentando obligar a nadie que adopte tal o cual aplicación… Por ello doy gracias de que mi novia se instale para probar casi todas las apps que yo voy reseñando que me gustan y sirven 😛

    1. mi mujer es como tu novia, pero al revés… nunca se instala nada de lo que la digo 🙂

      me apunto tu blog porque escribimos de temáticas parecidas

Comentarios cerrados.