El miedo es el camino hacia El Lado Oscuro

Miedo, ira, agresividad, el lado oscuro ellos son. Si algún día rigen tu vida, para siempre tu destino dominarán

— Maestro Yoda a Luke Skywalker. Episodio V: El Imperio Contraataca

El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti

— Maestro Yoda a Anakin. Episodio I: La Amenaza Fantasma

No recuerdo que el miedo haya tenido un especial protagonismo en mi infancia, adolescencia o juventud, creo que en general viví todas esas etapas de mi vida con una inconsciente despreocupación. Incluso en la época negra que pasé en la que ya me dejaban ir sólo por la calle y no había mes en el que no me intentaran atracar para quitarme las cien o doscientas pesetas que podía llevar en el bolsillo… incluso entonces, recuerdo que lo llevaba bastante bien. Aprendí a evitar las zonas oscuras, a andar pegado a carretera para cruzarme rápido de acera, a prestar atención al entorno, a esconderme el monedero en la cintura sujetándolo fuerte con el cinturón… Recuerdo que con los amigos de clase nos reíamos contando las pequeñas extorsiones de las que éramos víctimas e imitábamos la forma en la que los supuestos yonquis se nos acercaban para desplumarnos de buenas maneras con un “oyee, me dejasss un poquito que tengo que…” En fin, ¡qué tiempos! Y eso que vivía en una zona buena de Madrid, pero ni aun así me libraba, y  cuando comencé a salir con los amigos por Malasaña, eso ya era ya Apocalipsis Now… recuerdo el olor napalm, pero no el miedo.

apocalipsis-now-pgen02

Tal vez una vez en la que tres o cuatro chicos más mayores vinieron a por mi amigo Sergio y yo en la calle, y terminamos a puñetazos y escondiéndonos detrás de un pobre jubilado al que casi le da un infarto del sobresalto. Tal vez al día siguiente si tuve miedo de salir a la calle, por si me encontraba de nuevo con aquellos gamberros… pero recuerdo que me pasaron al teléfono con mi padre y me dijo que me metiera la barra de hierro con la que afilábamos los cuchillos en la mochila y que si me los encontraba de nuevo que se la reventara en la cabeza… en plan `Esto es Es-par-ta!!!´… y así lo hice, aunque nunca me los volví a encontrar. En cualquier caso fue un miedo fugaz, producto de una situación de desagradable. El miedo a mi vida de una forma más constante ha llegado recientemente, en los últimos años, tal vez coincidiendo con mi nueva condición de padre y las nuevas responsabilidades que ello conlleva… de repente ya no tienes la sensación de que a las malas en cualquier momento puedes hacer las maletas y empezar de nuevo con cualquier cosa, porque al fin y al cabo uno tampoco necesita tanto para vivir. Como en el discurso de George Clooney en la película Up In The Air con el que aleccionaba a los ejecutivos agresivos del mañana: la maleta ahora pesa mucho más. Aunque está cargada de cosas que amo y me encantan… pesa más.

image48 No obstante soy consciente de que el miedo no lleva a ninguna parte y me intento recordar a mi mismo que algún día moriré y que de hecho es muy probable que ya haya atravesado el ecuador de mi vida. Siento entonces un cierto alivio: el miedo junto con mis pequeños problemas quedan sepultados bajo toneladas de incertidumbre existencial. Ese es mi método para librarme del miedo, pero me gustaría encontrar otro no tan dramático. Aprender a vivir la vida sin preocuparme tanto, aligerar el peso que yo mismo me pongo sobre mis hombros, dejar de sufrir por cosas que todavía no han pasado, ahorrando con ello energías para poder afrontar las dificultades del presente. No es fácil, pero estoy en ello… al fin y al cabo sólo llevo dos años siendo padre.

2 opiniones en “El miedo es el camino hacia El Lado Oscuro”

  1. Hay una cita de Descartes, “Mi vida estuvo llena de desgracias, muchas de las cuales jamás existieron” y refuerza tu artículo, gracias por compartir tus pensamientos 🙂

Comentarios cerrados.