Elijo no elegir

Coca-Cola o Pepsi, McDonalds o Burger King, iPhone o Android, Xbox One o PS4… ¿Windows o Mac? Al menos en esto último he optado por “elegir no elegir” y es que no quiero perderme nada de ninguno de estos dos mundos.

Quiero seguir siendo testigo de cómo evoluciona Windows sin perderme nada del universo Mac, quiero seguir aprendiendo de los dos, escapar de los ecosistemas únicos tecnológicos… así que -por si no se ve bien en la foto- ahora en mi mesa de trabajo conviven dos equipos: un Windows 8.1 recién renovado por dentro y mi nuevo iMac 5k.

Puede que algunos penséis que es una perdida de tiempo, una locura, que debería descartar “al más débil” y simplificarme la vida…. y probablemente tengáis razón, pero por algo tengo una categoría en este blog llamada “Soy geek”, para hablar de cosas como éstas.

Hace unos años mi amigo el Morito me preguntó sobre el portátil que debía comprarse (algo bastante peligroso tratándose de mi)… yo le recomendé que se hiciera con un MacBook principalmente porque en la oficina usaba Windows así que era bueno atreverse con algo distinto, poner a prueba su “plasticidad cerebral” aprendiendo algo nuevo… Sigo pensando que fue un buen consejo, tanto es así que llegó el momento de aplicarme el cuento y predicar con el ejemplo.

PD – Por cierto, con Synergy utilizo el mismo teclado y ratón para ambos equipos…. ¿veis? ya empiezo a aprender cosas nuevas gracias a mi combo MacWin 🙂

4 opiniones en “Elijo no elegir”

    1. si, ahora ya no lo tengo como en la foto. quite el Mac (ya que tengo otro MacBook) y ahora tengo Windows & Ubuntu unidos con Synergy para compartir teclado.

      pd – me encanta Ubuntu

Comentarios cerrados.