Hazte unas selfies en bañador

Permiteme que te de un consejo aprovechando que aun estamos en Septiembre y todavía se puede disfrutar de algunos días de piscina… antes de que termine el veranos ponte un bañador que te siente bien -si eres chica mejor un bikini que deje poco lugar a la imaginación- ponte pegado a una pared y pide a alguien de confianza que te haga tres fotos: frente, perfil y espalda.

Yo lo llevo haciendo durante los últimos cuatro años conmigo y con mis sobrinos… y es realmente util por la siguientes razones:

  1. No estamos acostumbrados a fotos tan demoledoras de nosotros mismos, aunque te mires al espejo todos los días ya has aprendido a adquirir las posturas que te favorecen más, sin embargo estas fotos tipo “ingreso en prisión” suelen ser más realistas.
  2. Con el paso de los años puedes ir midiendo tus progresos o tu deterioro, estoy convencido de que la mayoría de nosotros nos abandonamos porque perdemos la autoconciencia de nuestra propia imagen… la capacidad de mirar nuestro propio cuerpo como si fuera el de un extraño.
  3. Como último beneficio estas fotos te pueden ayudar a detectar algún cambio anómalo en tu cuerpo.

Sin ir más lejos a mi este año me han servido para dos cosas:

primero: me he dado cuenta que después de tres años de continuas mejoras… este verano he pinchado y estoy peor que el anterior, probablemente por la falta de deporte… algo a lo que ya le he puesto remedio volviendo a apuntarme a boxeo con más motivación si cabe una vez comprobado mi deterioro muscular en las fotos.

segundo: al hacerme la foto de espaldas de repente me di cuenta de que “coño, estoy torcido“: tenía un hombro sensiblemente más alto que el otro y un omoplato como raro. Consulté la foto del año anterior y efectivamente ese desequilibrio no estaba ahí… total que ayer fui al fisioterapeuta y efectivamente me confirmó que tenía toda la espalda contracturada y una vértebra desplazada. Después de una sesión, él mismo me hizo una segunda foto y ya estaba mucho más recto.

Nadie de mi entorno se habia dado cuenta de que estaba torcido, sólo yo gracias a mi cita con mi posado veraniego. A continuación la foto que me hice en el fisioterapeuta para que veais que ya estoy bastante más recto:

772802078f71f46511c4cc82eb6541ee

Asi que ahí queda el consejo, la piedra está en vuestro tejado.