Convirtiendo mi blog en una newsletter

Como sabes el mes pasado te comenté que ya no quería tener sólo un blog y que quería explorar nuevas vías de comunicación publicando también en formato video. Desde esa fecha he estado comprando el equipo que necesito para este nuevo reto e incluso he intentado contagiar mi genial idea a algunos amigos (con escaso éxito). La rueda está por tanto en marcha… y aunque sólo sea por dignidad antes o después conseguiré publicar mi primer video.

No obstante, desde ese anuncio me he dado cuenta de que tampoco tiene sentido convertir todas mis futuras entradas del blog en videos, no todo se explica mejor con imágenes y sonido. A veces, ni siquiera escribo para que tú me entiendas sino para entenderme a mi mismo.

Tiene sentido por tanto seguir publicando por escrito algunas cosas, pero de manera diferente ya que aunque puede resultar un poco absurdo cada vez me resulta más incómodo que cualquier desconocido pueda entrar en mi blog a través de un resultado de búsqueda en Google y se ponga a leer algo que escribí hace cinco años, con lo que a veces ni yo estoy de acuerdo en la actualidad.

En definitiva, mi blog ya no va a seguir siendo público, si quieres seguir leyéndome te invito a que te suscribas por correo electrónico a mi newsletter haciendo click aquí, así recibirás mis nuevos artículos directamente en tu bandeja de correo.

Gracias por el tiempo que hemos compartido juntos.

PD – Si ya estabas subscrito por correo, ¡no hace falta que te suscribas de nuevo!. Según las estadísticas de Feedburner tengo 1.038 subscriptores en este momento, de los cuales 520 han verificado su correo electrónico… asi que si eres uno de ellos no tienes que hacer nada.