Por favor… ¡que lleguen ya los coches auto-pilotados!

Me he inventado un juego nuevo para matar el rato mientras recorro las escasas tres o cuatro manzanas que me separan de la guardería de mi hija: contar conductores mirando el móvil. 

Antes era un poco aburrido porque mucha veces llegaba a meta sin sumar ni un mísero punto… pero últimamente la cosa se está poniendo más emocionante, raro es el día que no pillo a varios.

Los coches auto-pilotados no necesitan ser infalibles sólo necesitan conducir mejor que los humanos, al menos a nivel estadístico… lo que viene a ser menor número de accidentes por kilómetro recorrido o alguna magnitud similar que utilicen las compañías de seguros.

Y sinceramente… se lo estamos poniendo muy fácil conseguirlo.