Un pequeño balance de mi vida

Tenía que contarte algo… es algo que me ocurre desde que volví de mis vacaciones de Navidad, y es que últimamente veo todo con una claridad que me da miedo, veo mis errores en el pasado y a donde me llevarán en el futuro si no les pongo remedio; veo las cosas que he hecho bien; las cosas que tengo abandonadas, he conseguido verme a mi mismo desde fuera…

Continuar leyendo «Un pequeño balance de mi vida»

Voy a triunfar con mi blog porque tú eres muy vago

Acabo de colgar el teléfono con el amigo Esteban Guerreroel Sabio– y una frase similar al título de este post es lo último que le he soltado… y algo parecido le podía haber dicho a otros compañeros míos de trabajo como el Guerrero de la Carretera o el El Faro.

Parto de la base de confesar mi vertiente egomaníaca: me gustaría que me leyera un montón de gente… no quiero decir con esto que no valore a los que ya me leéis, pero me gustaría que me leyeran aun más personas y hoy tengo el convencimiento de que es algo que terminará pasando y no porque yo vaya a hacer nada excepcional, salvo perseverar… sino porque gente como tú, que tiene cosas aun más interesantes que yo que contar son demasiado vagos para tener un blog o lo que es peor, lo tienen y está abandonado.

Continuar leyendo «Voy a triunfar con mi blog porque tú eres muy vago»

Si supiese de qué va mi blog sabría a donde dirigir mi vida

El título de esta entrada es el emblema del blog de mi admirado amigo Pablo Moya y define al 100% lo que siento con mi propio blog, uno de mis proyectos más personales y en el que más años he invertido. De hecho la primera vez que publiqué en Internet fue el 18 de Agosto del año 2000 un artículo titulado `eProfecias´ en nuestra ahora abandona web arturosoria.com  -por aquel entonces todavía no había estallado el fenómeno de los blogs- a esa entrada le seguirían una docena más durante los siguientes años.

Continuar leyendo «Si supiese de qué va mi blog sabría a donde dirigir mi vida»

Importando casi cualquier cosa dentro de WordPress

En las últimas semanas ya llevo importados tres blogs en WordPress, algo que he podido hacer con relativa facilidad gracias al plugin `Really Simple CSV Importer´

Este plugin te añade una nueva opción dentro de Herramientas -> Importar,  que te permite importarte entradas en formato CSV: sencillo a la vez que poderoso.

Cuando uno cambia de CMS lo más importante es conservar las URLs de tus entradas y archivos intactas, de tal manera que los buscadores no detecten la migración y tampoco pierdas los enlaces entrantes desde otras páginas. Con este plugin puedes pasarle tu URL antigua como «post_name» y luego configurar en «Ajustes -> Enlaces permanentes» una estructura personalizada como esta:

También puedes pasarle con cada post la categoría y sus etiquetas asociadas… y el se ocupa de recreartelas en WordPress.

Algo importante a tener en cuenta es que CSV a importar tiene que ser con los campos separados por comas y no por puntos y comas como los CSVs que generan los Excel españoles. En mi caso no tuve problema porque mi CSV lo generé a partir de una consulta a mySQL a la base de datos de antiguo CMS y el cliente que yo uso -SQLyog- te de la opción de crear un CSV «Excel Friendly»:

En definitiva un plugin interesante para dejarme aquí anotado por si lo vuelvo a necesitar en el futuro.

Tu presencia on-line multicanal

Instead of blogging, people are posting to Tumblr, tweeting, pinning things to their board, posting to Reddit, Snapchatting, updating Facebook statuses, Instagramming, and publishing on Medium

Parece que muchos se han rendido ya y le han puesto definitivamente la fecha de defunción en la lápida a los blogs (1997-2013). No obstante, que todo el mundo haga algo no quiere decir que esté bien hecho

No me interpretéis mal, no digo que tu empresa no deba estar en Facebook, ni Twitter, ni Google+, yo lo que digo es que el «core» de tu «life stream» debe residir en tu propia web y desde ahí propagarse al resto de medios, a ser posible de «manera automática». Luego además si quieres poner la oreja, interaccionar o mandar algún otro mensaje específico en cada red social puedes hacerlo, pero el hueso debe ser común, multicanal y nacer de las caderas de tu propia web (y no del patio del vecino).

Yo me estoy aplicando el cuento con este modesto blog que siempre he usado para poner en marcha mis experimentos. Además de mi feed y de la suscripción por correo ofrecida a través de Feedburner, gracias a las opciones de compartir de WordPress vitaminazadas con Jetpack puedo divulgar automáticamente todo lo que publico:

Todo con ciertos matices:

– En Google+ tengo dos perfiles, uno personal en el que comparto estas entradas y otro perfil más profesional con el e-mail corporativo donde no comparto cosas de mi blog. Hay personas que no me importa tenerlas en los dos perfiles, pero otros contactos los reservo sólo para el perfil profesional.

– Aunque Facebook lo uso casi exclusivamente para gestionar mis Facebook Page, tengo algún que otro amigo o familiar en mi perfil personal al que no quería bombardear con las actualizaciones de mi blog, así que me he creado una Facebook page para mi blog que es la que tengo conectada con WordPress.

– En Twitter sólo tengo una cuenta, la de @fermatrix… la utilizo bastante pero para compartir enlaces, no sigo a nadie porque la verdad es que no me gusta.

– En LinkedIn, la verdad es que iba a hacer la captura y he dicho «voy a conectar LinkedIn que también tengo cuenta», pero yo creo que lo desconectaré en breve porque hay cosas que no sé si quiero que aparezcan por allí.

– En Pinterest de momento creo que no hay manera de actualizarlo automáticamente, así que cuando me acuerdo le pulso yo al botón que me dibuja en la entrada WordPress… lo hago porque el blog queda bonito en ese formato… no porque crea que vaya a obtener nada a cambio. Como todo lo no automático terminaré dejándolo de hacer.

En definitiva, que yo publico en un sitio y los robots se ocupan del resto