Inaugurando el Reto Blogger: no he venido aquí a hacer amigos

Empezamos con este post la que creo que es la cuarta edición de El Reto Blogger…

…y debe ser la cuarta porque en la primera Pedro (aka el desertor), el Sr.MacWire (aka un auténtico español) y un servidor quedamos finalistas, en la segunda Pablo Moya ganó merecidamente y en la tercera gané yo, le pese a quien le pese (al reto se viene lloradito de casa).

Con el dinero de mi victoria, en parte, he pagado mi participación en esta edición, asi que si pierdo sólo estaré devolvíendole al Reto una parte de lo mucho que me ha dado. He de decir que si no es por el Árbitro que me ha recordado a las 22:00 que en dos horas se terminaba el plazo para el primer post ya estaría eliminado.

Esta nueva edición de El Reto Blogger tiene una importante novedad y es que los participantes nos hemos propuesto una meta más allá del simple hecho de escribir sin ton ni son, en mi caso para este 2012 me he propuesto aprender Java y cada dos meses iré exponiendo aquí mis avances. El resto de participantes se han propuesto metas de lo más variadas: abrir un pequeño business, ponerse en forma, expandir su creatividad… y otras atrocidades varias.

Pienso que mi reto es el único que merece la pena y por ello creo que debo ganar también esta edición de El Reto… aunque será dificil sin la ayuda del Sr. Summers y el Sr. Molleda que sin duda fueron los que más me votarón el año pasado. Por mi parte sólo echo de menos la participación del Sr. Benito cuyos posts sí que leía.

En esta edición vuelve a participar mi amigo de la infancia Álvaro Richarte, del que ya he escrito aquí en anteriores ocasiones y que sólo espero que en esta edición no vuelva a decepcionarme. Puedo decir de él que en varias ocasiones en su vida tuvo que decidir entre defraudar a todos los miembros de El Reto Blogger o rendirse a un vorágine de sexo desenfrenado, y sorprendentemente siempre eligio lo segundo.

Espero disfrutar también de los posts de Sergio, el Morito… y porqué no decirlo, también de Wilson y de GF Roche, este último un antiguo expulsado que no tenía nada mejor que hacer que volver con las orejas gachas a esta edición de El Reto (lo cual dice tanto y tan poco de él al mismo tiempo…)

También contamos con un nuevo aspirante en esta edición el Sr. Tuñet, a quien no tengo el gusto de conocer y al que le daré un voto de confianza porque gracias a él conocí Flipboard para el iPad (aunque ahora prefiero Zite).

Con respecto a Moli y Domingo sólo puedo decir que vuestra perseverancia es digna del mayor de los respetos y de poco más:

Domingo, puede que algún día te conviertas en un gran escritor pero sólo puedo decirte que te queda mucho por recorrer, si consiguieras escribir en tu blog con las misma gracia con la que colocas granadas en el Gears of War otro gallo cantaría… ruego porque ese día llegue, porque ese día leeré tu blog.

Un párrafo aparte requiere el Sr. Moli que como reto personal se ha propuesto correr una maratón, adelgazar tropecientos kilos y no sé que más sandeces… cualquiera de ellas individualmente eran suficientes y dignas de respeto, pero él decidio ir a por todas, ir a por el-moli-pack, lo que convierte su reto en una auténtica fanfarronada. Para más INRI cuando le propuse que aceptara mi apuesta en contra, en lugar de aprovechar la oportunidad para dar un paso al frente y demostrarnos a todos que era un tio de verdad, respondió con las vaguedades propias de los débiles de caracter… Me decepciona Ud. Sr. Moli, no perdere el tiempo leyendo su blog pero le aseguro que voy a disfrutar viéndole fracasar en su gincana de lo absurdo.

Con respeto al Sr. MacWire ya he dicho que es un auténtico español y con eso deberían sobra las palabras.

Que comience el show… ya pueden abrir la jaula de los leones.

Mi reto no es tu reto

Cerramos esta tercera edición de El Reto Blogger con un post sobre el futuro del propio reto y es que éste después de años intensos se nos está quedando un poco caduco

El reto ha envejecido sin darnos nosotros cuenta, fue necesario que el Morito publicara su artículo la semana pasada `La revuelta reto bloguera´ plasmando el hastío que todos sentimos para que por un momento cerráramos los ojos y soñáramos con que la idea original de El Reto podía sobrevivir si eramos capaces de hacerla evolucionar.

Hasta la fecha la mayoría simplemente teníamos claro que no queríamos participar en una nueva edición.

Animado por el post del Morito en los comentarios de ese artículo expuse las pinceladas de cómo yo mismo soñaba el Nuevo Reto Blogger, donde El Reto común ya no es mantener actualizados nuestros blogs -algo que salvo al Sr. Molleda a nadie nos importa ya- sino algo diferente, un reto personal. Sin duda el Sr. Wilson pillo la idea al vuelo y en su post de ayer Mejorando el Reto Blogger ha conseguido concretar lo difuso.

Rumiando el otro día con Pablo y el árbitro los primero brotes de lo que puede que se convierta en la cuarta edición de El Reto volvieron a fluir las ideas y a Pablo se le ocurrió una brillante vuelta de tuerca: La Apuesta Personal, que plasmaba en su post de hoy.

Puede que sea la pizca de sabor que le falta a este guiso que entre todos estamos cocinando.

Ahora a todos nos queda hacer un duro ejercicio de reflexión, una viaje hacia nuestro interior para descubrir cual es honestamente El Reto personal que nos motivaría a participar en una nueva edición.

Yo aun no lo tengo claro, pero sin ir más lejos mi ordenador Mac que me compré para meterme de lleno en el mundo de las aplicaciones para móvil sigue muerto de risa encima de la mesa. Llevo años deseando aprender un nuevo lenguaje de programación y no he avanzado nada, me he mantenido en mi zona de confort, haciendo día tras día lo que se hacer bien escudándome en que al fin y al cabo es lo que me da de comer.

Pero no es ni mucho menos el único cadaver que he dejado abandonado en el camino… otros son aun más profundos y me queman en el interior, donde dos voces luchan entre si y una me grita `Tú puedes´ y otra replica `No seas ridículo, no puedes y nunca has podido´

Si algo asi ruge en tus entrañas, entonces puede que la cuarta edición de El Reto sea lo que estabas esperando. Entre todos hemos creado un club privado en el que todo el mundo recibe palos y donde ningún pecado queda sin castigo, hemos construido nuestro propio Club de la Lucha donde todo lo peor que el mundo nos puede soltar a la cara lo materializamos en cada uno de nuestros correos electrónicos, donde nadie está a salvo de nadie… y donde después de recibir un somanta de puñetazos en plena cara, compruebas que todos tus dientes tambalean pero permanecen en su sitio, escupes la sangre de tus castigadas encias y sales a la calle con una ensagrentada sonrisa presumiendo de un brillo especial en los ojos que grita al mundo `Estoy vivo y aun me quedan dientes para morder la manzana de mi destino´

los horrores de la guera en una partida de paintball

No le sobrecoge el temor, simplemente es más consciente de todo cuanto le rodea. El aire, frío en sus pulmones. Los pinos, que mecidos por el viento se estrellan contra la apremiante noche. Su pulso es firme, su forma física, perfecta.

300, la película

Este fin de semana aprovechando la quedada del Reto Blogger una buena parte de los participantes aprovechamos para batirnos en una encarnizada lucha de paintball. Mi actuación fue bastante normalita y pude combrobar que mi forma física distaba mucho de poderse considerar `perfecta´, al finalizar la segunda partida intenté rajarme… pero como no me dejaron sobrevivi lo suficiente para saborear la victoria, que duró poco, al menos para mi.

Salvando las distancias, con el paintball -tal vez- consigas llegar a rozar algunas sensaciones que puede tener un soldado en el campo de batalla. Cargado con las protecciones, los guantes, un mono de camuflaje militar y una asfixiante máscara encajada en la cabeza, agotado, empapado en sudor e intentando controlar la respiración para no delatar tu posición entre la maleza… paranoico, escuchando ruidos donde sólo hay silencio, percibiendo movimientos donde sólo existe quietud.

Uno puede entender porque los marines americanos atacan por las noches, protegidos por la oscuridad, aprovechando la relativa ventaja que les ofrecen sus equipos de visión nocturna. Si yo pudiera elegir nunca iría a la guerra, porque en el paintball falta algo, falta el miedo, el terror que hace que se te agarroten los músculos, que vomites y te mees encima, falta la atrocidad de las heridas abiertas y el olor de la sangre que lo impregna todo.

Aunque no sentimos nada de eso yo pensé en ello, escondido detrás de un árbol, acechando a los enemigos entendí porque en las guerras se deben poner hasta arriba de todo tipo de drogas y porque los soldados vuelven locos, con la mirada perdida; pensaba en eso y en el calor agobiante; pensaba en los ataudes cubiertos de banderas americanas que regresan a casa de todas partes del mundo… ahí estaba yo, consciente de todo lo que me rodeaba, sediento, asfixiado por el calor, sintiéndome más vivo que nunca y entonces….

… bang …

Domingo, un compañero de mi propio equipo me disparó a la pierna

Cerrando la II Edición de El Reto Blogger.

El Reto toca a su fin y admitámoslo, es muy probable que este último post del Reto abra la portada de mi blog durante mucho tiempo ya que mi frecuencia de publicación a partir de ahora caerá en picado

Últimamente esto de tener un blog personal `no me llama tanto´… tener que escribir un post obligatoriamente todas las semanas y además algunos de ellos sobre temáticas impuestas, cansa un poco.

El 95% de mis artículos (este incluido) los he escrito los domingos a partir de las 22:00 horas, deprisa y corriendo. Por eso y por la poca calidad de mis posts no voy a ganar este concurso… y creo que no ofendo a nadie si digo que el que alguien como yo haya llegado a la final es una triste prueba de que la calidad de esta edición no ha sido como para lanzar cohetes.

Aun asi durante el concurso algunos han parido algunos posts con ciertos rasgos de genialidad, por eso y por las risas que me me he echado con el intercambio de e-mails de los participantes del reto la experiencia ha merecido la pena.

  • Mis favoritos: Pablo y Morito.
  • Me han sorprendido: Sergio Orozco, Wilson y Summers.
  • Premio a la constancia: Molleda.
  • Premio a la insistencia: Luis Ferri.
  • Me quede con ganas de más de: GF Roche y Richarte.
  • Premio Arnold a la Supervivencia: Para mi.

Supongo que he olvidado algún otro buen elemento por ahí, pero como ya no me puede votar negativo: ¡que les den! Nos vemos, tal vez, a la vuelta del verano… Este blog entra oficialmente en cuarentena.