El iPad es la nueva caja tonta

Amo mi iPad, el primero que tuve fue un regalo de boda de mis amigos Pablo y Félix, aunque me casé en Diciembre de 2010 a petición mía se esperaron unos meses para podernos regalar el por entonces nuevo iPad 2… unos años después mi mujer me regaló un mini iPad por sorpresa, más que nada porque en aquella época estaba un poco enganchado al Clash of Clans y monopolizaba la tableta. A partir de ese momento cada uno de nosotros tuvo su propio tablet, hasta que llegó nuestra hija que se apropia de ellos (en el horario permitido) sin importarle a quien pertenezcan.

El problema del iPad es que un dispositivo para «consumo de información» y a parte de eso hay pocas cosas para las que yo le encuentre mucha utilidad. Al fin y al cabo es como una tele, te sientas delante de él y a hacer zapping pero con el dedito en la pantalla en lugar de en el mando a distancia.

Continuar leyendo

Nearly 60% of iPad users prefer landscape format

Es algo que tengo observado con los niños, en el caso del iPad clásico, el más grande… casi siempre parecen preferir usarlo en posición horizontal. De hecho muchas veces veo a mi hija tener el iPad en esa posición aunque el juego o la aplicación no estén preparados para ello.

Desde luego que si fuera a diseñar una aplicación para iPad destinada a niños elegiría una orientación horizontal, aunque lo mejor es un diseño fluido que acepta las dos posiciones y se adapta con el giro del dispositivo, aunque eso puede implicar más trabajo en el desarrollo.

Otros datos interesantes sobre el uso del iPad en este artículo.