Mujeres: Trinity en The Matrix

I know why you´re here, Neo.
I know what you´ve been doing.
I know why you hardly sleep, and why
night after night you sit at your computer.

Carrie-Anne Moss interepreta a Trinity en The Matrix (1999), y también en su abominables secuelas Matrix Reloaded y Matrix Revolution (2003), donde pasa a convertirse en victima de su propio personaje.

Trinity en sus dos versiones, la ceñida en cuero que vive en Matrix y la harapienta del Mundo Real, ambas conforman un todo, ambas viven dentro de la otra. Una chica dura que se enamora de Neo sin quererlo ni saberlo.

Por supuesto no hay que olvidar que su novio Thomas A. Anderson, trabaja como programador de una «respetable compañía de software» y en su otra vida es un «hacker que utiliza el alias de Neo»… en definitiva, un friki (pero en guapo). Para los que nos pasamos la vida sentados delante del ordenador eso es suficiente para que nos indetifiquemos con él y por extensión con la posibilidad de conocer a nuestra Trinity particular, eso o al menos volar.

Mujeres: Hilary Swank en Million Dollar Baby

Para compensar todo lo dicho en mi post sobre el Women´s Power de Tarantino he decidido comenzar mi lista personal de auténticas Mujeres «con mayúsculas». Aunque como en todo ranking es probable que lo más significativo sea lo que decido dejar fuera de él…

Hilary Swank en Million Dollar Baby (2004)

Maggie Fitzgerald es una de esas almas perdidas que rondan solitarias el mundo, buscando un porqué a su existencia, temiendo quedarse quietas por si la realidad les atrapa.

Sería una perdedora si alguna vez hubiera tenido algo que perder… y es precisamente esa ausencia de todo lo que deja ver su auténtico ser. Valor, fuerza, coraje y lealtad.

Por ser una tough girl sin dejar de ser mujer, por no aceptar caridad y no permitir que ningún hombre la rescate entra directa en mi lista.

http://www.youtube.com/watch?v=kV001nU2q5A

Chica, eres tan guay que disculpa si vomito

Hace ya varios días que fui a ver Death Proof de Quentin Tarantino y la verdad es que me gustó bastante… sobre todo ese giro argumental en el que se invierten los papeles de víctima y verdugo (algún día hablaremos aquí largo y tendido sobre el triángulo de Karpman).

No obstante hay algo enfermo en el Women´s Power de Death Proof… y es que las chicas de Tarantino no son excepcionales, más bien son lo único medianamente pasable entre la decadencia que las rodea y termina salpicando. Los hombres quedan rebajados a calzonazos mendiga-polvos resultando como poco paradójico que el único `no-baboso´ medianamente decente de la película sea el asesino.

Por otra parte, las super heroinas de la película son una pareja de machorras -a las que sólo les falta mear de pie- acompañadas de una tercera lechuguina… que bien podría haber sido sustituida por un Yorkshire Terrier de esos tipo Toy.

Tarantino convierte a la mujer en hombre y al hombre en perro, y si bien en esta evolución la mujer en relación con el hombre no es la más perjudicada… el resultado tampoco es como para lanzar cohetes.

La chica de mis sueños

El otro día mientras realizaba la última actualización de CompareBlogs dentro del blogroll de algún desconocido me encontré con este blog y descubrí a la chica de mis sueños.

Y me explico…

  • Profesión: «Videogame producer». Guau!!! La de horas y horas de conversación que da una profesión así…
  • Películas favoritas: «El señor de los Anillos, Matrix, Kill Bill»… unos gustos así te ahorran muchos disgustos en el video-club.
  • Video juegos favoritos: «Ratchet and Clank: Going Commando, SSX3, God of War, Grand Theft Auto: Vice City»… Sólo el hecho de que sepa alguno a parte del Tetrix ya son muchos puntos a su favor
  • Y además es guapa!

Creo que a Lightspeedchick para ser perfecta sólo le falta ser una incondicional del Dr. House ¿podíamos preguntárselo?… En definitiva, lo siento Len Wiseman (en Underworld) acabas de ser vencida por goleada.

Jane Fonda: ¡Qué grande eres!

Hoy he visto «La madre del novio» (Monster-in-Law) y Jane Fonda, que llevaba sin aparecer en la gran pantalla desde 1990, está realmente estupenda. Y no es que Jennifer López lo haga mal, si acaso todo lo contrario… pero es que al lado de un monstruo como Jane Fonda en pleno derroche interpretativo es difícil dar la talla.

La película en general está bien, normalita, para un rato divertido sin muchas pretensiones.