Madres: La gran tragedia de la Super Woman

Me lo dice mi madre, mis hermanas, algunas amigas, compañeras de trabajo, me lo dicen las miradas de algunas señoras desconocidas que me ven por la calle paseando con mi hija a los hombros y empujando el carrito del peque: estás hecho un padrazo, ¡qué buen padre eres! Es un halago sincero que aunque por supuesto me alegra recibir me deja un sabor agridulce en la boca.

Categorías
y otros...

Colecho o co-sleeping: durmiendo con tus hijos

Hasta hace bien poco nuestro «centro de sueño y descanso» era el de la foto: una cuna de colecho pegada a una cama de matrimonio pegada a su vez a una cama individual y flanqueada por las tan necesarias barras protectoras para que los peques no se caigan por la noches… y es que mi mujer desde siempre ha dormido con nuestros hijos.

Las fotos de mis hijos en Internet

Desde hace tres años me he especializado en fotos de niños ya que sólo hago fotos de mis hijos… y aunque me saldrían bastante mejor si mi hija pusiera algo más de su parte en lugar de plantarme la mano delante del teléfono cada dos por tres, la verdad es que aun así por cada cien fotos consigo hacer una muy buena o al menos simpática… y como el año pasado tome casi 2.000 fotos, eso son unas 200 fotos al año dignas de recordar.

Ser padres: Mi vida «plana» inmersa en «la nada»

Este miércoles tuvieron a bien invitarme a una comida de trabajo… aunque más bien era celebración por el fin de un pequeño proyecto. La verdad es que fue muy agradable y como no suelo tener muchas ocasiones para quedar con personas fuera de mi círculo más cercano, siempre conviene hacer un esfuerzo y salir de mi zona de confort, si bien también es un shock porque me doy cuenta de lo plana que en general es últimamente mi vida.

Nuestros hijos, esos niños especiales

You ain’t gonna believe this, but you used to fit right here [taps on the inside of his hand]… I’d hold you up to say to your mother, «this kid’s gonna be the best kid in the world. This kid’s gonna be somebody better than anybody I ever knew.» And you grew up good and wonderful. It was great just watching you, every day was like a privilige. Then the time come for you to be your own man and take on the world, and you did. But somewhere along the line, you changed. You stopped being you. You let people stick a finger in your face and tell you you’re no good. And when things got hard, you started looking for something to blame, like a big shadow.

Rocky Balboa (2006)