Viviendo una única vida

Me he propuesto durante una temporada lanzar algo todos los sábados y aunque sólo sea por disciplina voy a cumplirlo durante un tiempo… hasta que sepa que puedo hacerlo, que puedo ser si quiero ese blogger que escribe puntualmente todos los sábados para que le lean (si quieren) los domingos. Una vez confirme que puedo ser esa persona probablemente perderé el interés y desearé ser alguien diferente.

Continuar leyendo

Mi mujer me ha convertido en un inútil

El otro día me di cuenta… y no fue nada agradable, pero es verdad y lo tengo que reconocer: ya soy prácticamente incapaz de conducir sin mi mujer de copiloto. Me he acostumbrado tanto a ir al volante y que ella me vaya diciendo por donde debo ir, que ya si no lo hace me pierdo a la primera de cambio… y la cosa no se queda sólo ahí.

Continuar leyendo

Jugando al Tetris con los planos de la oficina

Como ya te comenté llevo semanas dándole vueltas a la distribución de nuestra futura oficina para ir con las ideas claras antes de iniciar la reforma. Al principio lo hacia ayudándome de la fotocopiadora, usando tijeras, celo, pegamento… hasta que me dije a mi mismo, `¡¿pero tú eres tonto o qué?!… quieres hacer el favor de digitalizar el plano y hacerlo todo con el ordenador´

Continuar leyendo

Todo ese tiempo perdido en el amor

Esta es la quinta vez que reescribo el primer párrafo de esta entrada y es que quiero contar algo y no sé muy bien cómo hacerlo… lo cual no predice un desenlace muy prometedor, normalmente en estas situaciones me suele quedar una ñapa de entrada plagada de buenas intenciones –quedas avisado– pero aun así voy a intentar sacar esto adelante.

Continuar leyendo