10 consejos para la vida que le enseñarías a tu hijo

Allá por el año 2008 un grupo de locos con blog creamos El Reto Blogger, un concurso para animarnos a publicar contenido regularmente. En el 2010 hubo una segunda edición, en 2011 una tercera y en 2012 la cuarta y última… hasta la fecha, porque igual que muchos hemos aprovechado el encierro para reconectar con nuestras ex y zanjar temas pasados, el reto vuelve con un nombre que le viene que ni pintado El RetRo Blogger.

Pero tranquilos que nos lo vamos a tomar con calma y no os voy a saturar vuestra bandeja de entrada con demasiados posts: este Retro llega muy light y sólo tengo que escribir una entrada semanal hasta sumar cuatro, empezando por la de hoy: 10 consejos sobre la vida que le darías a tus hijos.

Para empezar diré que no sé quién narices ha propuesto esta temática, pero ya está repetida, en la segunda edición del reto ya escribimos algo similar y lo bordé: 5 cosas que aprendí de la vida (y que me gustaría transmitir a mis hijos).

Tras releer esa entrada, que por cierto escribí cuando aun no tenía hijos, tengo que decir que suscribo hasta la última coma… tanto es así que voy a continuar desde donde lo dejé con otros cinco consejos de igual calado.

6 – Si dos mujeres te proponen hacer un trio, tú di que sí… y luego ya verás como te las apañas. Como ya he comentado por aquí a mí las mujeres ya casi no me interesan en plan carnal, pero sinceramente no me hubiera importado haber experimentado un poquito más antes de sumergirme de lleno en el matrimonio.

Imagen: Angus Barbieri (Wikimedia Commons)

7 – No necesitas comer todos los días. No pasa nada si no comes un día, ni dos, ni una semana… harías bien en comprobarlo tú mismo. De hecho el récord está en 382 días sin comer, aunque hay que decir Angus Barbieri estaba bastante grueso cuando comenzó su ayuno. Te digo esto para que no te conformes con lo primero que te salga por miedo a morir de hambre… eso de que hay que comer tres veces al día es un invento moderno.

8 – Abraza el minimalismo. No cargues tu vida de trastos que tendrás que ir transportando de un lado a otro. Créeme no necesitas nada de eso para ser feliz. Ten muy pocas cosas y dentro de lo posible las que tengas que sean de calidad… yo mismo estoy aquí escribiendo esta entrada con mi MacBook Pro que me costó una pasta pero que ya tiene más de cuatro años y funciona de maravilla.

9 – Cuida de la familia. Entendiendo la familia en sentido amplio… no sólo a los de tu sangre: tú eliges quienes son los tuyos. Ámalos, cuídalos y no tengas reparo en añadir nuevos miembros… nunca es tarde para conocer gente maravillosa. Quiere a las personas de corazón sin esperar nada a cambio.

10 – Tu vida te pertenece, vívela como te de la gana. Eso se aplica a todos estos consejos que te he dado, no hagas caso a ninguno de ellos si no quieres. A mí luego no vengas a pedirme responsabilidades, toma tú tus decisiones, escúchame o decide no hacerlo… yo te voy a querer igual.