Categorías
Tecnología

El invento tecnológico más importante de la historia

Estaba yo dándole vueltas al último tema del Retro Blogger y la verdad es que no se me ocurría nada. Le pregunté a mi amigo Hooman, que es ingeniero electrónico y me dijo que una buena respuesta serían los Circuitos Integrados.

Mi problema es que nunca he conseguido entender cómo funcionan los circuitos integrados, ni tampoco los circuitos normales con componentes electrónicos discretos… y no será porque no lo haya intentado. Sin ir más lejos hoy me he pasado toda la tarde viendo videos de YouTube y leyendo artículos de la Wikipedia, pero aun así no he conseguido ese «click» mental.

Lo más probable es que se deba a que debería empezar más abajo: los circuitos integrados no se pueden entender sin saber lo que es un transistor y un transistor es difícil de comprender si no entiendes lo que hace especiales a materiales semiconductores como el silicio…. pero antes de todo eso uno debería entender que es la corriente eléctrica y como funciona, qué es un emisor, un colector… en definitiva: todos los pilares de conocimiento sobre los que se asientas esas invenciones.

Cuando aprendí a programar webs lo hice tratando de entender el código fuente de webs que estaban publicadas. En sus orígenes, cuando todo era mucho más sencillo, podías ver algo que te gustaba, aislar esa funcionalidad que te interesaba y después intentar entenderla a base de hacer pequeñas modificaciones. Es el famoso corta y pega aplicado a la programación que tanta mala fama se ha ganado: a partir de algo en funcionamiento es sencillo empezar a entender algo… pero si algo no funciona es bastante difícil porque haces un cambio… no pasa nada, haces otro… sigue sin pasar nada. ¿Cómo vas a aprende así? Es como darle un grifo a un niño para que intente entender cómo funciona sin conectarlo al agua.

Pero si hay algo que he comprendido con el paso del tiempo es que no todos los cerebros funcionan de la misma manera. Existen otro tipo de personas que necesitan asentar bien las bases del conocimiento antes de adentrarse en la experimentación… algunos nunca llegan a la experimentación practica. De hecho existen «físicos teóricos» y «físicos experimentales».

Con mi apreciado compañero Francisco en ENZO me topo muchas veces con esas sutiles diferencias. Yo soy más impaciente y necesito ver avances, sentir que voy haciendo progresos… en ocasiones tengo un cierto instinto para encontrar las soluciones a problemas complejos, esto se suele materializar en que en ocasiones resuelvo en minutos cosas en las que él lleva atascado un buen rato buscando teoría y documentación.

No obstante mi ego inflado no tarda en encontrar la horma de su zapato porque en otras situaciones soy yo el que me atranco y no puedo avanzar. Entonces tengo que ir a Francisco a que se apiade de mi y entonces él saca su cuaderno y empieza a darme la clase teórica… y a mi toca templar mi ímpetu y escucharle pacientemente, intentando afianzar los conceptos que antes simplemente intuía sin conocer plenamente.

John Bardeen, William Bradford Shockley y Walter Houser Brattain

La historia de los inventores del transistor ilustra precisamente esa dialéctica: un equipo compuesto por mentes brillantes pero muy distintas entre sí… que se complementaron durante el tiempo suficiente antes de que saltaran las chispas para parir una invención que revolucionó el mundo y que fue el germen de grandes compañías como Intel o Sony.

El documental TRANSISTORIZED plasma de manera brillante esa lucha de cerebros que fueron premiados con el Nobel en Física en 1956:

Para alguien como yo que se ha pasado veinte años intentando probarse a sí mismo su valía, buscando esa reafirmación en el éxito exterior… resulta muy atractivo alcanzar un logro que sólo pueda ser achacado a ti mismo. porque si en algo sólo has intervenido tú, entonces tú eres el único responsable de su resultado y si ese resultado es bueno… entonces tú debes ser bueno.

Evidentemente es una falacia como otra cualquiera, una de esas otras muchas drogas que te ofrece la vida para intentar llenar un vacío que sientes en tu interior.

Los grandes éxitos del mundo se logran formando un cerebro colectivo entre varias mentes, complementando carencias y potenciando virtudes. De ahí lo de «si quieres llegar rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado».

Categorías
Mis proyectos

y si tuviera que emigrar?

El local contiguo a mi oficina es un restaurante italiano llamado ABOCA que hasta donde yo sé –tengo pendiente hablar con ellos– está regentado por una familia venezolana.

Si quieres saber lo que ha pasado en Venezuela sólo tienes que preguntar a los conductores de Cabify que muchos son de allá… te contarán como tuvieron que dejar atrás todo, incluyendo muchos sueños y poner pies en polvorosa. Como siempre los más sagaces lo hicieron antes y pudieron salvar algo de la riqueza acumulada en su otra vida, pero los de las últimas oleadas se fueron prácticamente con lo puesto porque ya nadie les daba nada por lo que dejaron allá.

A poco de empatía que tengas te da por pensar: ¿y yo qué haría en su lugar? ¿cómo conseguiría salir adelante? Divagando sobre estas cosas siempre me han dado cierta envidia los peluqueros, que con llevar un estuchito con una tijera y un peine pueden ganarse la vida en cualquier parte del mundo.

Yo lo tendría algo más difícil porque para empezar: ¿qué soy yo? Un licenciado que nunca ejerció la abogacía y que se enamoró de la informática con 7 años y le pirra tanto que lleva veinte años dedicado a ella.

¿Cuál sería mi primer paso? Intentar encontrar un trabajo por cuenta ajena, probablemente sería lo más seguro y prudente… aunque la última vez que tuve jefe fue con veinte años en Dublín en un McDonald’s y trabajando de panadero en un SPAR.

Trabajar para otro no es que me parezca mal, pero no es mi sueño, mi sueño es conseguir ser como un peluquero pero en lo mío y poderme ganar la vida en cualquier parte del mundo donde haya acceso a Internet.

Para conseguir esa meta, mi nuevo droga… tengo todavía que completar algunos eslabones de la cadena y aunque todavía me falta, a cada paso que doy siento que estoy un poquito más cerca de conseguirlo.

En otras circunstancias terminaría aquí mi entrada, pero mis adversarios del Retro Blogger me acusan de dejar los posts a medias… así que voy a intentar concretar un poco más.

Eslabones con los que me siento tranquilo:

En la parte técnica:

  • He programado durante muchos años en Visual Basic, Vbscript, PHP, Python…
  • Me he sacado recientemente una certificación de AWS Cloud Architect y quiero seguir especializándome en despliegue Cloud.
  • He sido director de proyectos durante 10 años.
  • He tenido mucho trato con cliente final.
  • Tengo experiencia en manejarme en empresas grandes, tratar con otros proveedores, conseguir que la gente te ayude pese a no tener galones.
  • He retomado con fuerza mi inglés.
  • Me estoy poniendo las pilas con hablar en público y similares.

En la parte de negocio:

  • He llevado el ciclo completo de los pedidos desde su presupuestación, aceptación, incurrido y cobro.
  • He llevado la contabilidad de varias empresas durante años.
  • Tengo experiencia implantando ERP en la empresa.
  • Conocimiento de normativa mercantil, fiscal, laboral…

Eslabones en lo que tengo que mejorar:

  • Venderme a mi mismo y mi negocio.
  • Actividad comercial, marketing y publicidad.
  • Negociación en general.
  • Empleados: captación de talento y recursos humanos.

Cuando consiga la cadena completa seré libre, no quiere decir que me vaya a convertir en Rockefeller del día a la noche… pero ya no volveré a tener miedo a que me despidan, a perder un cliente o a tener que emigrar a cualquier parte.

Categorías
Crecimiento personal

Mi locura soñada

Hace un tiempo comenté por aquí que me gustaría irme a vivir a un pueblo tipo Manzanares El Real y así finalmente escapar de la contaminación de este Madrid en el que he vivido prácticamente toda mi vida a excepción de cinco maravillosos años que pasé en Albacete.

Durante estos meses de confinamiento y baja polución los madrileños hemos podido descubrir el auténtico cielo de Madrid… que nada tiene que ver con la boina marrón que me encuentro cada fin de semana a la vuelta de mis visitas a la sierra.

Sin ir más lejos este sábado fui con mis peques a La Pedriza que estaba hasta los topes, todos los parkings estaban llenos así que tuvimos que callejear e invadir la tranquilidad de los locales… mientras que buscaba con desesperación donde aparcar una señora me empezó a gesticular de manera muy airada con cara de pocos amigos… pero como tenía el día simpático avance hasta ella y bajé la ventanilla.

  • ¡Que te has metido por prohibida! – me gritó
  • ¿¡Pero qué me dice?! – le contesté con una sonrisa.
  • ¡Si es que no miráis! ¡No miráis! ¡Te has dejado atrás la señal de prohibido… pero os da igual! – continuo bastante exaltada.

La señora tenía más razón que un santo, si bien en mi defensa diré que todos los coches estaban aparcados en sentido contrario al de la calle y eso me despistó.

Para empatizar con la señora utilicé una técnica que casi nunca falla: verbalizar exactamente lo que está pensando la persona, pero no se atreve a decir por miedo a ser irrespetuosa:

  • Desde luego, pensará Usted que hemos venido los de la capital a invadirles el pueblo: ¡con lo tranquilos que estaban!

Por alguna razón esto a la gente le relaja enormemente.

En el famoso libro de negociación «Never Split the Difference» a esta técnica Chris Voss la llama «labeling» (etiquetar): cuando etiquetamos una emoción o un pensamiento negativo ajeno que no ha aflorado todavía a la superficie disipamos de golpe la tensión… aunque parezca extraño.

La señora se desinfló como un globo:

  • Si ya sé que se está muy bien aquí en la Sierra, pero es que no cabemos más…

Así que nada, tras una risas, tiré marcha atrás con el coche, conseguí aparcar en otro sitio y pude disfrutar de una maravilloso día que nos regaló imágenes como esta:

No necesito vivir en el campo y tirarme dos horas en la carretera todos los días, puedo vivir en la ciudad y seguir disfrutando de poder ir andando a la oficina y los fines semana si me apetece irme a la montaña a limpiar los pulmones.

Viviendo en Madrid puedo escapar a las afueras, pero si viviera en la Sierra: ¿a dónde escaparía?

Hay muchas cosas que se pueden disfrutar sin tener que poseerse.

Categorías
Crecimiento personal

10 consejos para la vida que le enseñarías a tu hijo

Allá por el año 2008 un grupo de locos con blog creamos El Reto Blogger, un concurso para animarnos a publicar contenido regularmente. En el 2010 hubo una segunda edición, en 2011 una tercera y en 2012 la cuarta y última… hasta la fecha, porque igual que muchos hemos aprovechado el encierro para reconectar con nuestras ex y zanjar temas pasados, el reto vuelve con un nombre que le viene que ni pintado El RetRo Blogger.

Pero tranquilos que nos lo vamos a tomar con calma y no os voy a saturar vuestra bandeja de entrada con demasiados posts: este Retro llega muy light y sólo tengo que escribir una entrada semanal hasta sumar cuatro, empezando por la de hoy: 10 consejos sobre la vida que le darías a tus hijos.

Para empezar diré que no sé quién narices ha propuesto esta temática, pero ya está repetida, en la segunda edición del reto ya escribimos algo similar y lo bordé: 5 cosas que aprendí de la vida (y que me gustaría transmitir a mis hijos).

Tras releer esa entrada, que por cierto escribí cuando aun no tenía hijos, tengo que decir que suscribo hasta la última coma… tanto es así que voy a continuar desde donde lo dejé con otros cinco consejos de igual calado.

6 – Si dos mujeres te proponen hacer un trio, tú di que sí… y luego ya verás como te las apañas. Como ya he comentado por aquí a mí las mujeres ya casi no me interesan en plan carnal, pero sinceramente no me hubiera importado haber experimentado un poquito más antes de sumergirme de lleno en el matrimonio.

Imagen: Angus Barbieri (Wikimedia Commons)

7 – No necesitas comer todos los días. No pasa nada si no comes un día, ni dos, ni una semana… harías bien en comprobarlo tú mismo. De hecho el récord está en 382 días sin comer, aunque hay que decir Angus Barbieri estaba bastante grueso cuando comenzó su ayuno. Te digo esto para que no te conformes con lo primero que te salga por miedo a morir de hambre… eso de que hay que comer tres veces al día es un invento moderno.

8 – Abraza el minimalismo. No cargues tu vida de trastos que tendrás que ir transportando de un lado a otro. Créeme no necesitas nada de eso para ser feliz. Ten muy pocas cosas y dentro de lo posible las que tengas que sean de calidad… yo mismo estoy aquí escribiendo esta entrada con mi MacBook Pro que me costó una pasta pero que ya tiene más de cuatro años y funciona de maravilla.

9 – Cuida de la familia. Entendiendo la familia en sentido amplio… no sólo a los de tu sangre: tú eliges quienes son los tuyos. Ámalos, cuídalos y no tengas reparo en añadir nuevos miembros… nunca es tarde para conocer gente maravillosa. Quiere a las personas de corazón sin esperar nada a cambio.

10 – Tu vida te pertenece, vívela como te de la gana. Eso se aplica a todos estos consejos que te he dado, no hagas caso a ninguno de ellos si no quieres. A mí luego no vengas a pedirme responsabilidades, toma tú tus decisiones, escúchame o decide no hacerlo… yo te voy a querer igual.

Categorías
Mis historias

Inaugurando el Reto Blogger: no he venido aquí a hacer amigos

Empezamos con este post la que creo que es la cuarta edición de El Reto Blogger…

…y debe ser la cuarta porque en la primera Pedro (aka el desertor), el Sr.MacWire (aka un auténtico español) y un servidor quedamos finalistas, en la segunda Pablo Moya ganó merecidamente y en la tercera gané yo, le pese a quien le pese (al reto se viene lloradito de casa).

Con el dinero de mi victoria, en parte, he pagado mi participación en esta edición, asi que si pierdo sólo estaré devolvíendole al Reto una parte de lo mucho que me ha dado. He de decir que si no es por el Árbitro que me ha recordado a las 22:00 que en dos horas se terminaba el plazo para el primer post ya estaría eliminado.

Esta nueva edición de El Reto Blogger tiene una importante novedad y es que los participantes nos hemos propuesto una meta más allá del simple hecho de escribir sin ton ni son, en mi caso para este 2012 me he propuesto aprender Java y cada dos meses iré exponiendo aquí mis avances. El resto de participantes se han propuesto metas de lo más variadas: abrir un pequeño business, ponerse en forma, expandir su creatividad… y otras atrocidades varias.

Pienso que mi reto es el único que merece la pena y por ello creo que debo ganar también esta edición de El Reto… aunque será dificil sin la ayuda del Sr. Summers y el Sr. Molleda que sin duda fueron los que más me votarón el año pasado. Por mi parte sólo echo de menos la participación del Sr. Benito cuyos posts sí que leía.

En esta edición vuelve a participar mi amigo de la infancia Álvaro Richarte, del que ya he escrito aquí en anteriores ocasiones y que sólo espero que en esta edición no vuelva a decepcionarme. Puedo decir de él que en varias ocasiones en su vida tuvo que decidir entre defraudar a todos los miembros de El Reto Blogger o rendirse a un vorágine de sexo desenfrenado, y sorprendentemente siempre eligio lo segundo.

Espero disfrutar también de los posts de Sergio, el Morito… y porqué no decirlo, también de Wilson y de GF Roche, este último un antiguo expulsado que no tenía nada mejor que hacer que volver con las orejas gachas a esta edición de El Reto (lo cual dice tanto y tan poco de él al mismo tiempo…)

También contamos con un nuevo aspirante en esta edición el Sr. Tuñet, a quien no tengo el gusto de conocer y al que le daré un voto de confianza porque gracias a él conocí Flipboard para el iPad (aunque ahora prefiero Zite).

Con respecto a Moli y Domingo sólo puedo decir que vuestra perseverancia es digna del mayor de los respetos y de poco más:

Domingo, puede que algún día te conviertas en un gran escritor pero sólo puedo decirte que te queda mucho por recorrer, si consiguieras escribir en tu blog con las misma gracia con la que colocas granadas en el Gears of War otro gallo cantaría… ruego porque ese día llegue, porque ese día leeré tu blog.

Un párrafo aparte requiere el Sr. Moli que como reto personal se ha propuesto correr una maratón, adelgazar tropecientos kilos y no sé que más sandeces… cualquiera de ellas individualmente eran suficientes y dignas de respeto, pero él decidio ir a por todas, ir a por el-moli-pack, lo que convierte su reto en una auténtica fanfarronada. Para más INRI cuando le propuse que aceptara mi apuesta en contra, en lugar de aprovechar la oportunidad para dar un paso al frente y demostrarnos a todos que era un tio de verdad, respondió con las vaguedades propias de los débiles de caracter… Me decepciona Ud. Sr. Moli, no perdere el tiempo leyendo su blog pero le aseguro que voy a disfrutar viéndole fracasar en su gincana de lo absurdo.

Con respeto al Sr. MacWire ya he dicho que es un auténtico español y con eso deberían sobra las palabras.

Que comience el show… ya pueden abrir la jaula de los leones.